LA SUPLEMENTACIÓN CON NITRATO – FUTBOL (Mejora Rendimiento)

LA SUPLEMENTACIÓN DE JUGO DE REMOLACHA MEJORA EL RENDIMIENTO DE EJERCICIO DE TIPO INTERMITENTE DE ALTA INTENSIDAD EN JUGADORES DE FÚTBOL ENTRENADOS

Se ha demostrado que la suplementación con nitrato puede mejorar el rendimiento del ejercicio de resistencia. Trabajos recientes sugieren que la ingestión de nitrato también puede aumentar el rendimiento del ejercicio tipo intermitente en deportistas amateur.

En este sentido, Nyakayiru J et al., 2017 realizaron un estudio con la hipótesis de que seis días de suplementación con nitrato puede mejorar el rendimiento del ejercicio de alta intensidad intermitente en jugadores de fútbol.

Para ello, treinta y dos jugadores masculinos de fútbol (edad: 23 ± 1 años, altura: 181 ± 1 m, peso: 77 ± 1 kg, experiencia: 15,2 ± 0,5 años, que jugaban en el primer equipo de la 2ª o 3ª de liga holandesa) participaron en este estudio cruzado doble ciego, aleatorizado.

Todos los jugadores participaron en dos días de pruebas en los que se evaluó el rendimiento intermitente de alta intensidad mediante un Yo-Yo test. Los jugadores ingirieron nitratos a través de jugo de remolacha (BJ) (140 ml, ~ 800 mg de nitrato / día), o placebo (PLA) durante los seis días previos, con al menos ocho días de lavado entre los ensayos. La distancia recorrida durante el Yo-Yo test fue la primera medida obtenida, mientras que la frecuencia cardiaca (FC) se midió continuamente a lo largo de la prueba, y se tomó una muestra de sangre y saliva justo antes de las pruebas. Seis días de ingestión de BR aumentaron las concentraciones plasmáticas y salitrales de nitrato y nitrito en comparación con PLA (p <0,001), y mejoraron el rendimiento en el Yo-Yo test en 3,4 ± 1,3% (de 1574 ± 47 a 1623 ± 48 m; p = 0,027) (Figura 1). La HR media fue menor en la prueba con BR (172 ± 2) vs. PLA (175 ± 2; p = 0,014).

Por tanto, seis días de ingestión de 800 mg/día de nitrito mejora efectivamente el rendimiento de ejercicio de tipo intermitente de alta intensidad en jugadores de fútbol entrenados.

Figura 1. Distancia media recorrida durante el Yo-Yo test después de 6 días de suplementación con jugo de remolacha rico en nitratos (BR) o con placebo (PLA). * La distancia cubierta después de BR fue significativamente mayor (3,4%) que la cubierta después de la ingestión de PLA (p = 0,027).

 

Referencia

Nyakayiru, J., Jonvik, K. L., Trommelen, J., Pinckaers, P. J., Senden, J. M., van Loon, L. J., & Verdijk, L. B. (2017). Beetroot Juice Supplementation Improves High-Intensity Intermittent Type Exercise Performance in Trained Soccer Players. Nutrients, 9(3), 314.

 

SUPLEMENTACIÓN CON B-ALANINA – BALONCESTO

SEIS SEMANAS DE SUPLEMENTACIÓN CON β-ALANINA NO MEJORA LA CAPACIDAD DE REPETIR ESPRINES, NI LAS ACCIONES TÉCNICAS EN JÓVENES JUGADORES ÉLITE DE BALONCESTO

La suplementación con β-alanina juega un papel importante como precursor de la carnosina, el sistema tampón intramuscular más eficaz, y ha sido propuesto como una potencial ayuda ergogénica, especialmente para las modalidades deportivas de alta intensidad como el baloncesto.

En este sentido, Milioni et al., 2017, realizaron un estudio para investigar los efectos de 6 semanas de suplementación con β-alanina sobre la capacidad de repetir sprint (RSA) y en diferentes acciones técnicas en jóvenes jugadores de élite de baloncesto brasileño.

Para ello, un total de 27 jugadores de baloncesto (17 ± 1 años) fueron asignados al azar a al grupo β-alanina (Gβ-6,4 g/día de β-alanina) o al grupo placebo (GP-6,4 g/día de dextrosa). Antes y después del período de suplementación los jugadores realizaron una prueba de RSA compuesta de diez sprints de 30 m con dos cambios de dirección de 180 ° con 30 s de recuperación. Después de realizar los esprintes los jugadores realizaron un salto de contramovimiento (CMJ) y una serie de tres tiros libres. A las 48 h se realizó un test intermitente de recuperación Yo-Yo nivel 1 (Yo-Yo IR1).

Ambos grupos aumentaron la distancia cubierta en el Yo-Yo IR1 después del período de suplementación (p = 0,001) (figura 1). Por otro lado, ambos grupos presentaron deterioro en el tiempo-rendimiento de RSA (tiempo total, mejor tiempo y tiempo medio, p ≤ 0.04), mientras que no se observaron cambios significativos en los rendimientos técnicos de la tarea (es decir, CMJ y tiros libres) ≥ 0,07). No se observaron interacciones entre grupos para ninguna variable medida (p ≥ 0,31).

Por lo tanto, 6 semanas de suplementación con β-alanina no mejora la RSA ni las acciones técnicas en jóvenes jugadores de élite de baloncesto.

Figura 1. Resultados del Yo-Yo IR1 y del lactato en sangre antes y después del período de suplementación. * Diferencia significativa entre pre y post suplementación dentro de cada grupo (p<0,05).

Referencia

Milioni, F., Redkva, P. E., Barbieri, F. A., & Zagatto, A. M. (2017). Six weeks of β-alanine supplementation did not enhance repeated-sprint ability or technical performances in young elite basketball players. Nutrition and Health, 0260106017700436.

INGESTA PROTEICA Y VENTANA ANABÓLICA

LA INGESTA DE PROTEÍNAS ANTES O DESPUÉS DEL EJERCICIO TIENE EFECTOS SIMILARES EN LAS ADAPTACIONES MUSCULARES

Se ha planteado la hipótesis de que la ingesta de proteínas en el período inmediatamente post-ejercicio es la estrategia nutricional más importante para estimular la síntesis proteica y para optimizar las adaptaciones musculares.

En este sentido, Schoenfeld y colaboradores realizaron un estudio con el objetivo de probar esta teoría de la ventana anabólica sobre los cambios en la fuerza muscular, la hipertrofia y en la composición corporal en respuesta a una dosis igual de proteína consumida ya sea inmediatamente antes o después de un entrenamiento de resistencia en hombres entrenados.

Los participantes fueron 21 hombres universitarios con una experiencia mayor a 1 año en entrenamiento de resistencia. Después de las pruebas basales, los participantes fueron asignados aleatoriamente a 1 de los 2 grupos experimentales: un grupo consumió un suplemento que contenía 25 g de proteína y 1 g de carbohidratos inmediatamente antes del ejercicio (PRE-SUPP) (n = 9), y el otro grupo consumió el mismo suplemento inmediatamente después del ejercicio (POST-SUPP) (n = 12). El protocolo del entrenamiento de resistencia consistió en la realización de tres sesiones semanales realizadas en días no consecutivos durante 10 semanas. La rutina de entrenamiento incluía ejercicios de todo el cuerpo en las que se realizaba tres series de 8-12 repeticiones para cada ejercicio.

Los resultados mostraron que el consumo de proteínas antes y después del entrenamiento tuvo efectos similares en todas las medidas estudiadas de fuerza (figura 1), hipertrofia y composición corporal (p> 0,05).

Estos hallazgos indican que no existe una ventana anabólica como tal post-ejercicio y en su lugar puede plantearse que el intervalo de ingesta de proteínas puede ser tan amplio como varias horas o quizás más después de un entrenamiento. Las implicaciones de estos hallazgos son que el deportista es libre de elegir, basado en factores individuales (es decir, preferencia, tolerancia, comodidad y disponibilidad), si consumir proteínas inmediatamente antes o después del ejercicio.

Es cierto que el estudio presenta bastantes limitaciones (por ejemplo, tuvo una n pequeña, no hubo control de la actividad fuera del estudio, La rutina de entrenamiento no fue muy alta), lo que hace que los resultados deban interpretarse con precaución.

Figura 1. Diferencias a lo largo del estudio entre la ingesta de proteínas pre-ejercicio (PRE) y post-ejercicio (POST) en la fuerza (sentadillas y press de banca). P>0,05 indica que no hubo diferencias significativas.

Referencia

Schoenfeld, B. J., Aragon, A., Wilborn, C., Urbina, S. L., Hayward, S. E., & Krieger, J. (2017). Pre-versus post-exercise protein intake has similar effects on muscular adaptations. PeerJ, 5, e2825.

Posgrado en Suplementos, Ayudas Ergonutricionales y Farmacología en el Deporte

El próximo mes de marzo da el pistoletazo de salida del "Posgrado en Suplementos, Ayudas Ergonutricionales y Farmacología en el Deporte" de la mano del Instituto Internacional de Nutrición y Ciencias del Deporte (IINSS-IINCD).

Se trata de un Posgrado inédito y de mucha utilidad para Farmacéuticos, Dietistas-Nutricionistas Deportivos, Tecnólogos de Alimentos, Médicos Deportivos, Graduados en Ciencias del Deporte, entre otros profesionales del área.


El uso de Suplementos y Ayudas Ergonutricionales está a la orden del día en el ámbito del deporte. Los usuarios de estos productos son cada vez más numerosos y los profesionales del ámbito necesitan conocer, saber estructurar y protocolizar qué productos evidenciados son útiles para cada deportista.

Además, el uso de Fármacos y de otros productos como las Plantas Medicinales no está exenta de efectos secundarios y es importante saber para qué se utilizan, cuál es su indicación adecuada y qué interacciones producen en el contexto deportivo. 

No debemos olvidar que las Sustancias Dopantes son un problema para la comunidad deportista, y es necesario conocer los distintos métodos de vigilancia y control, así como saber los valores hematológicos adecuados en los deportistas y sus distintos contextos.

También se hablará sobre algo tan innovador como el Dopaje Genético, tanto en su aplicación como de los peligros que supone.

Puedes consultar los vídeos sobre diversas temáticas del Posgrado de algunos de los docentes del Posgrado, el Dr. Jordan Santos, sobre el Dopaje y el Pasaporte Biológico en este Link.

También puedes consultar el video del Porfesor Dr. Jose Aznar Oviedo, sobre el Dopaje Genético es este Link.

El Posgrado está Dirigido por el Dr. Aritz Urdampilleta y Coordinado por el Instituto Internacional de Nutrición y Ciencias del Deporte (IINSS-IINCD). Además, cuenta con los expertos más destacados en cada una de las módulos del Posgrado. La formación es de carácter Online con una sesión práctica optativa en la Agencia Española para la Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD) en Madrid, así como una Jornada de asistencia optativa en el Centro ElikaEsport, situado en Oiartzun (San Sebastián).

Los alumnos inscritos en el Posgrado recibirán los apuntes y el material docente (libros) específicos del Posgrado, directamente en sus domicilios.

Modalidad: Online + Prácticas Presenciales Optativas (AEPSAD y Jornadas en el Centro ElikaEsport)
Inicio: Marzo de 2017
Más información:  AQUÍ o a través del correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La cuota recudida de inscripción finaliza el próximo día 31 de Enero de 2017.

Plazas limitadas.

SUPLEMENTACIÓN CON BETA-ALANINA Y EJERCICIO DE ALTA INTENSIDAD

EFECTO DE CUATRO SEMANAS DE SUPLEMENTACIÓN CON β-ALANINA SOBRE LA CAPACIDAD DE HACER ESPRINES REPETIDOS EN JUGADORES DE WATERPOLO

 

Recientes estudios han confirmado que la suplementación con β-alanina mejora la capacidad de tamponamiento y por ende el rendimiento de ejercicio de alta intensidad, especialmente en los ejercicios donde hay un alto nivel de acidosis muscular como en la práctica del waterpolo. En este sentido, Brisola et al., 2016 han realizado un estudio con el objetivo de conocer el efecto de cuatro semanas de suplementación con β-alanina sobre la capacidad de realizar esprines repetidos en jugadores de waterpolo. Para ello intervinieron 22 jugadores masculinos de waterpolo divididos en estudio doble ciego, paralelo y controlado con placebo donde fueron asignados aleatoriamente en dos grupos homogéneos (grupo placebo (PLA) y β-alanina (ALA)). Antes y después del período de suplementación (28 días), los deportistas realizaron dos pruebas de esprines repetidos específicos, intercaladas por una prueba de natación de 30 minutos. Los waterpolistas recibieron 4,8 g/día del suplemento (dextrosa o β-alanina) en los primeros 10 días y 6,4 g/día los 18 días finales.

No hubo interacción significativa entre el grupo de suplementación y el tiempo en ninguna variable de estudio. Si bien, no se han mostrado diferencias significativas entre grupos, la inferencia cualitativa mostró un posible efecto beneficioso en el grupo β-alanina (ALA vs. PLA para el tiempo medio (6,6±0,4 vs. 6,7±0, 4s, un 81% de probable benéfico), peor tiempo (6,9±0,5 s vs. 7,1±0,5 s, un 78% de probable beneficio) y el tiempo total (39,3±2,5 s vs 40,4±2,5 s, 81% de probable beneficio) en la primera serie de habilidades repetidas y para el peor tiempo (7,2 ± 0,6 vs 7,5 ± 0,6s; 57% de probable beneficio) en la segunda serie de esprines repetidos. Además, se encontró un cambio sustancial en el tiempo total de ambas series de esprines repetidos (80,8±5,7 vs 83,4±5,6s, 52% de probable beneficio) (Figura 1).

Como conclusión indicar que 4 semanas de suplementación con β-alanina podría mejorar ligeramente los esprines repetidos que se dan para ganar una ventaja en un contraataque sobre el en el primer cuarto de un partido de waterpolo, pero no necesariamente en los últimos cuartos.

Figura1. Cambios absolutos individuales de los esprines repetidos de las series 1 y 2 (modificado de Brisola et al., 2016).

Referencia

Brisola GMP, Artioli GG, Papoti M, Zagatto AM (2016) Effects of Four Weeks of β-Alanine Supplementation on Repeated Sprint Ability in Water Polo Players. PLoS ONE 11(12): e0167968. doi:10.1371/journal.pone.0167968